Estás aquí:

Un día con nosotros

Desde la planificación hasta la actividad

Nos emplazamos en el Somontano de Barbastro, una comarca situada entre la Sierra de Guara (20 km.) y el pirineo central (50 km.) No disponemos de un lugar físico para recibiros, por ello, trabajamos por teléfono, e-mail, whats-app o cualquiera de nuestras redes sociales, siempre para asesoraros y ayudaros lo mejor posible en la  reserva de vuestras actividades. Cuando nos contactáis, os informamos de todo lo necesario y os ayudamos con la elección de la actividad que más os interesa. Realizamos el programa durante vuestra estancia, desde un día de actividad hasta varios días. Al igual que con las actividades, aunque nosotros no somos gestores de alojamientos, podemos daros nuestra opinión sobre los buenos sitios locales y los alojamientos más recomendados en función de vuestros intereses.

Las fases en la gestión de la actividad son las siguientes:

Contacto, información y elección de la actividad más adecuada.

Gestión de la reserva. Tras acordar la/s actividad/es hacemos la reserva.

Material. Nosotros nos ocupamos de preparar todo el material necesario y de llevarlo a la actividad.

La actividad. Nos encontramos en el punto convenido para realizar la actividad.

Una vez que el programa de actividades está definido, recopilamos ciertos datos como vuestra altura y peso para poder reservar y preparar vuestros equipos y además, cuando sea posible, nos gusta conoceros personalmente antes de la actividad.

El día reservado nos reuniremos en un punto convenido para dar comienzo a la actividad prevista. Según cada situación podemos pasar a buscaros por vuestro alojamiento, quedar en algún punto destacado o en el comienzo de la actividad. Nosotros os informamos de todo.

Durante la actividad nuestro papel es el de ayudaros para acercar la montaña y las actividades a vosotros. Somos lo que se conoce técnicamente como “gestores del riesgo”. Tomamos las decisiones de seguridad, nos encargamos de los aspectos técnicos, conocemos el itinerario, os contamos sobre el entorno y el lugar, etc.; y hacemos vuestra experiencia lo más positiva posible.

El día acaba a menudo compartiendo alrededor de una mesa de algún bar los momentos más divertidos y especiales de la jornada.

Y si hacemos fotos de la actividad, ¡os las regalamos!.